Versión Beta

Cerca

Vatican News

El Papa a Obispos de Venezuela: mantener la cercanía al pueblo

El Presidente de la Conferencia Episcopal venezolana concedió una conferencia de prensa tras el encuentro con el Papa Francisco: "Nos pidió que siguiéramos haciendo nuestro trabajo"

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

"Mantener la cercanía al pueblo especialmente con los que más sufren": fue el mandato del Papa Francisco a los obispos venezolanos, recibidos esta mañana en audiencia con ocasión de su visita ad limina apostolorum. El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Monseñor Luis Azuaje Ayala, en conferencia de prensa, destacó el "diálogo ameno", mantenido con el Papa Francisco en el cual le transmitieron toda su "experiencia pastoral". 

"El Papa no sólo nos escuchó, sino que se expresó sobre el sentido y el valor de la Iglesia en Venezuela". "Él conoce bien la situación venezolana y la gran comunión que tenemos con las diócesis de las fronteras, en especial la de Cúcuta". 

Los obispos le plantearon al pontífice la realidad que vive el pueblo venezolano, que se encuentra sumergido en una gran crisis social, económica y política.

“Vivimos – dijo el Arzobispo de Maracaibo - una situación inédita, en la que hemos pasado de una realidad de construcción democrática a una realidad de deficiencia en el ámbito democrático, en el que se ha querido instalar un sistema político distinto al de la Constitución vigente”.

Esta falta de Constitucionalidad, “ha acarreado una serie de problemas", señaló el prelado. El primero es que cuando los sistemas “se hacen poderosos, se sirven a sí mismos y no al pueblo”. Se trata de algo “que lleva a una desestructuración de los poderes democráticos”, y que se evidencia en los sistemas públicos y en la esperanza del pueblo venezolano que experimenta un “quiebre del alma”.

La hiperinflación, el drama de los trabajadores

El Presidente de la Conferencia Episcopal venezolana señaló que hicieron saber al Santo Padre los diversos problemas - de los cuales el pontífice era a conocimiento también a través de la Secretaría de Estado- como la grave hiperinflación "que hoy día deteriora cualquier margen de ganancia que pueda tener un trabajador", lo que ha dado como consecuencia “el desabastecimiento y la especulación”:

"Por más que Venezuela haya aumentado los precios de los trabajadores, eso se va en dos, tres, cuatro productos de la cesta básica”. “Algo que no ha sido posible de controlar".

Personas que comen de la basura

El arzobispo de Maracaibo denunció el hambre en el país: un hambre a veces “negado por muchos” e inclusive "disfrazado", debido a la escasez de los productos y al alto precio de los mismos. "Hemos encontrado personas buscando alimentos en bolsas de basuras". "Eso es lastimoso y va contra toda dignidad humana”.

La falta de servicios de salud e insumos médicos: “una calamidad”

Otra denuncia es aquella en relación al deterioro del sistema de salud, y la ausencia de medicamentos:

"Cada vez que salimos del país nos llega una lista inmensa de medicamentos a llevar, de familiares, de amigos, de sacerdotes"... "Una calamidad". 

El fenómeno de “los caminantes”

Otro de los temas abordados con el Sumo Pontífice fue aquel de las migraciones y de una realidad trágica que se está haciendo eco en la comunidad internacional: la de los venezolanos que atraviesan los países latinoamericanos a pie:

"Nosotros que siempre hemos tenido la cultura de permanecer, nos ha tocado salir", - lamenta el Arzobispo. “Esto ha mermado la unidad familiar".

El prelado destacó tres tipos de oleadas migratorias: la de quienes migraron hace años hacia Venezuela, que están regresando a sus países de origen, la de los profesionales que salen del país dejando un vacío social, y la tercera, que destaca por su gravedad, la de los pobres, que salen sin ningún tipo de recursos, caminando y sin documentos, y recorren miles de kilómetros en búsqueda de algún destino en los países latinoamericanos.

A estos últimos, explica el Obispo de Maracaibo "se les suma el problema de la inseguridad personal como jurídica", que “no les permite desarrollarse en el país de arribo". 

La Iglesia también afectada por la crisis

“También la Iglesia –señaló Monseñor Azuaje - se ha visto afectada por el fenómeno migratorio, con sacerdotes o enteras comunidades religiosas que han debido regresar a sus países de origen, o bien por la falta de medicinas, o bien por la misma escasez o también por la dificultad en la renovación de las visas”.

Se trata de un problema que “muestra sus consecuencias nefastas en la capacidad pastoral de la misma Iglesia”, que se ve impedida de prestar servicio a toda la comunidad. 

También entre los temas abordados se reiteró la necesidad de la puesta en vigor de los términos señalados en la  carta del Secretario de Estado, cardenal Parolin, del 1 de diciembre de 2016, en el que se hace referencia a algunos puntos necesarios para lograr entendimiento. El prelado destacó la necesidad de la “implementación urgente de medidas destinadas a aliviar la grave crisis de abastecimiento de comida y medicinas que está sufriendo la población”.

"Para nosotros es fundamental que se pueda abrir un canal de ayuda para recibir alimentos, medicamentos e insumos que lleguen de distintas partes del mundo".

Mientras tanto, la Conferencia Episcopal Venezolana tuiteó las palabras del Papa a los obispos: “Yo sé que ustedes están cercanos a su pueblo y yo les pido…no se cansen de esa cercanía...Y gracias por la resistencia”.

Escuche y descargue el servicio
11 septiembre 2018, 17:16