Versión Beta

Cerca

Vatican News
Cardenal Daniel DiNardo Cardenal Daniel DiNardo  (L'OSSERVATORE ROMANO)

Obispos de EE.UU., Australia y Canadá sobre la Carta del Papa al Pueblo de Dios

Gratitud de los Obispos de Estados Unidos, Australia y Canadá por la Carta al Pueblo de Dios del Papa Francisco sobre los abusos a menores.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Las heridas nunca prescriben” y “nunca desaparecen”. “Debemos condenar enérgicamente estas atrocidades, así como unir nuestros esfuerzos para erradicar esta cultura de muerte, y debemos sentir vergüenza ante un estilo de vida que ha negado y niega lo que recitamos con nuestra voz”. Son palabras de condena y dolor que el Papa Francisco escribió en la Carta al Pueblo de Dios, al día siguiente de los acontecimientos de Pensilvania, con la publicación de “un informe que describe la experiencia de al menos mil personas que han sido víctimas de abuso sexual, poder y conciencia a manos de sacerdotes”.

“Mirando hacia el pasado – escribe el Pontífice – nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse”.

Estados Unidos

“Agradezco al Santo Padre su Carta al Pueblo de Dios en respuesta a la investigación del Gran Jurado de Pensilvania y a otras revelaciones que han surgido. El mero hecho de haber abierto la Carta con las palabras de San Pablo: 'Si un miembro sufre, todos sufren con él' (1 Cor 12, 26) muestra que nos escribe a todos nosotros como un pastor que sabe cuán profundamente el pecado destruye vidas”, lo dijo el Cardenal Daniel N. DiNardo, Presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos sobre la Carta del Papa Francisco al Pueblo de Dios.

Para el Arzobispo de Galveston-Houston, las palabras del Santo Padre sobre la penitencia y la oración deben ser un incentivo para actuar especialmente para los Obispos: “Nosotros los Obispos – subraya el Prelado – debemos practicar esta oración y penitencia con toda humildad”. El Card. DiNardo se une, por tanto, a la invitación que el Papa Francisco dirige a todos los fieles para que ejerzan la oración penitencial y el ayuno “para favorecer la conversión y el cambio de vida auténtica allí donde sea necesario, incluso entre los pastores de la Iglesia”. “Sólo si tenemos en cuenta nuestro fracaso frente a los crímenes cometidos contra aquellos a quienes teníamos la tarea de proteger – concluye el Presidente de los Obispos estadounidenses – podrá la Iglesia revivir una cultura de la vida en la que prevaleció la cultura de la muerte”.

Australia

“Los Obispos católicos de Australia acogen con satisfacción la Carta al Pueblo de Dios que el Papa Francisco ha escrito sobre el abuso sexual en la Iglesia. Compartimos la determinación del Santo Padre de proteger a los jóvenes y a los adultos vulnerables”, lo afirma el Arzobispo de Brisbane, Mons. Mark Coleridge, Presidente de la ACBC.

Lo que los líderes de la Iglesia en Australia han dicho en el pasado, agrega el Arzobispo, es consistente con lo que el Papa ha escrito ahora: “Es esencial que nosotros, como Iglesia, podamos reconocer y condenar, con dolor y vergüenza, las atrocidades perpetradas por las personas consagradas, los clérigos y todos aquellos a quienes se ha confiado la misión de vigilar y cuidar a los más vulnerables”.

“Ahora – precisa el Mons. Coleridge – es el momento de actuar en diversos niveles. La Comisión Real ha hecho mucho bien a este país, especialmente al crear un lugar seguro para que los sobrevivientes sean escuchados y creídos. Agradecemos una vez más a los sobrevivientes que tan valientemente han compartido sus historias”.

Canadá

“Es con vergüenza y tristeza que los católicos de nuestro país se han enterado de los resultados del informe”, dice la declaración en la que los Obispos canadienses reafirman su profunda tristeza por el daño causado a las víctimas de abusos por parte de los líderes de la Iglesia. “Los obispos de Canadá – especifica la nota – toman con la mayor seriedad los casos de abuso sexual de menores y la conducta inapropiada de cualquier líder pastoral, ya sea un Obispo, una persona consagrada o un laico”. De ahí la decisión de actualizar las directrices para proteger mejor a los menores, “aumentar la responsabilidad y la transparencia de los líderes de la Iglesia”.

“En comunión con el Papa Francisco – continúa la nota – los Obispos de Canadá quieren hacer saber a las víctimas que la Iglesia está de su lado”, que “las personas que sufren son una prioridad para la Iglesia y que la Iglesia quiere escucharlas”. Por ello, invitan a los fieles a ponerse en oración: “Oremos y esperemos – precisan los Pastores – que los católicos nos ayuden de todas las maneras posibles a crear un ambiente seguro y respetuoso para todos, especialmente para los menores y los adultos vulnerables en la Iglesia y en la sociedad”.

21 agosto 2018, 15:47