Versión Beta

Cerca

Vatican News
A lo largo de la historia de la sociedad y la Iglesia las mujeres han tenido un papel preponderante, asumiendo responsabilidades importantes y valiosas en ámbitos de la política, economía, cultura, deporte, y evangelización. El genio femenino es un pilar de valores y principios que fortalece también la familia. Expresa el Papa Francisco en la exhortación Evangelii Gaudium que “la Iglesia reconoce el indispensable aporte de la mujer en la sociedad, con una sensibilidad, una intuición y unas capacidades peculiares” (103), que aportan un gran valor humano al ambiente donde desarrollan sus virtudes. Desde el Compendio de la Iglesia Católica también se reconoce que “el genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral” (295), y el ambiente eclesial para tomar decisiones y ejercer un importante apostolado. Sobre estos temas se reflexiona esta semana en la Asamblea Plenaria de la Comisión Pontificia para América Latina, de manera especial sobre la “La mujer, pilar en la edificación de la Iglesia y de la sociedad en América Latina”, ya que no es difícil en Suramérica observar el valioso trabajo de la mujer y sus frutos. Lamentablemente en la actualidad la mujer es agredida por el machismo, el feminicidio, y otras formas de violencia en su contra. Superar esta situación requiere del compromiso de todas las instituciones valorando en ellas, el don del amor maternal que es incondicional: es cristiano. El genio femenino en la sociedad y en la Iglesia aporta un valor incalculable de maternidad eclesial y ternura evangélica, son transmisoras de principios que inspiran en la familia la vivencia del  Evangelio.    Johan Pacheco @padrejohan Foto de archivo 

El genio femenino en la sociedad y la Iglesia

"El genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral”. Compendio de la Iglesia Católica

A lo largo de la historia de la sociedad y la Iglesia las mujeres han tenido un papel preponderante, asumiendo responsabilidades importantes y valiosas en ámbitos de la política, economía, cultura, deporte, y evangelización. El genio femenino es un pilar de valores y principios que fortalece también la familia.


Expresa el Papa Francisco en la exhortación Evangelii Gaudium que “la Iglesia reconoce el indispensable aporte de la mujer en la sociedad, con una sensibilidad, una intuición y unas capacidades peculiares” (103), que aportan un gran valor humano al ambiente donde desarrollan sus virtudes.


Desde el Compendio de la Iglesia Católica también se reconoce que “el genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral” (295), y el ambiente eclesial para tomar decisiones y ejercer un importante apostolado.


Sobre estos temas se reflexiona esta semana en la Asamblea Plenaria de la Comisión Pontificia para América Latina, de manera especial sobre la “La mujer, pilar en la edificación de la Iglesia y de la sociedad en América Latina”, ya que no es difícil en Suramérica observar el valioso trabajo de la mujer y sus frutos.


Lamentablemente en la actualidad la mujer es agredida por el machismo, el feminicidio, y otras formas de violencia en su contra. Superar esta situación requiere del compromiso de todas las instituciones valorando en ellas, el don del amor maternal que es incondicional: es cristiano.


El genio femenino en la sociedad y en la Iglesia aporta un valor incalculable de maternidad eclesial y ternura evangélica, son transmisoras de principios que inspiran en la familia la vivencia del Evangelio.

Johan Pacheco
@padrejohan

Escuche y descargue la Nota Eclesial
06 marzo 2018, 13:32