Cerca

Vatican News
La juventud del mundo durante la JMJ 2016 La juventud del mundo durante la JMJ 2016  (Ossevatore Romano)

Obispos de Panamá: Trabajar por la paz y los jóvenes

Comunicado de Conferencia Episcopal Panameña al final de la 207° Asamblea Plenaria Ordinaria.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

Son siete los puntos delineados por los Obispos de Panamá, al final de la 207° Asamblea Plenaria Ordinaria, para tratar los desafíos de la Iglesia y de la sociedad durante este año 2018. Los Pastores panameños, se reunieron del 5 al 8 de febrero para reflexionar sobre la realidad eclesial y social de este país centroamericano, a la luz del Evangelio y el magisterio de la Iglesia.

Bienvenida al Nuevo Nuncio

En un comunicado, la Conferencia Episcopal de Panamá, da la bienvenida y acoge oficialmente al nuevo Nuncio Apostólico en Panamá, Mons. Miroslaw Adamczyk, “quien desde su llegada, el pasado 7 de noviembre de 2017, ha recibido las muestras de calidez del pueblo panameño, que ve en él la figura del Santo Padre Francisco”.

Jornada de Oración y Ayuno por la paz

Asimismo, los Obispos panameños invitan al Pueblo de Dios a participar en la Jornada de Oración y Ayuno, convocada por el Papa Francisco para el próximo 23 de febrero, ante las trágicas situaciones de conflictos prolongados en diferentes lugares del mundo, en particular por las poblaciones de la República Democrática del Congo y Sudán del Sur. “Estamos convencidos – afirman los Prelados – de la fuerza que tiene la oración, que nos permite no dejarnos robar la esperanza que hace posible, con la ayuda de Dios, lo que parece imposible: dialogar y  reconciliarnos, para encontrar soluciones eficaces a las presentes crisis de la humanidad”.

Sínodo de los Obispos sobre la Juventud

Refiriéndose a la realidad eclesial, en particular, a la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional», los Pastores manifiestan su preocupación sobre la urgencia e importancia que tiene para la Iglesia escuchar la voz de todos los jóvenes, sin exclusión, católicos o no, para conocer sus anhelos, sueños y desafíos. En esta Asamblea sinodal – precisan los Prelados – estaremos presentes a través de Mons. Manuel Ochogavía B., Obispo de Colón-Kuna Yala y responsable de la Juventud en la Conferencia Episcopal Panameña.

Jornada Mundial de la Juventud 2019

Al mismo tiempo, los Pastores agradecen al Papa Francisco por la confianza manifestada al escoger Panamá como sede de la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en enero del 2019. “La JMJ – señalan los Obispos – ofrece una oportunidad muy especial para darle a la juventud el lugar que merece. Somos conscientes – agregan – de que ningún proyecto político, social, económico y religioso puede realizarse sin el protagonismo de los jóvenes. Requerimos ofrecerles las oportunidades para que logren llevar adelante las transformaciones que demandan los nuevos tiempos en la sociedad y en la Iglesia. En ellos está el presente y futuro de la humanidad”.

No renunciaremos a defender el matrimonio y la familia

De otro lado, tratando la realidad social, los Obispos panameños reiteran que, “la promoción y la defensa de la institución familiar es una misión y preocupación permanente, no solo cuando está amenazada por sectores que quieren imponer una ideología que va contra la naturaleza humana sino también en las situaciones difíciles para su desarrollo”. Pretender acallar la voz de la Iglesia Católica es absurdo, agregan los Pastores, porque tiene el derecho y el deber, como el resto de la sociedad, de hacerla sentir cuando ve amenazadas células fundamentales de la sociedad, como son el matrimonio y la familia.

“Di no a la corrupción”

Recordando las palabras del Papa Francisco en su reciente Visita al Perú, donde hablaba de la corrupción y decía que, “toda América Latina sufre una decadencia en materia política, afectada por el fenómeno de los paraísos fiscales, la masificación de las cárceles o la falta de garantías para una sanidad social”. Los Obispos refirman el “llamado urgente al sector gubernamental y también a la sociedad civil, para que se logre una definitiva actitud de colaboración que permita que se esclarezcan las denuncias y se deslinden las debidas responsabilidades, en esta ocasión, de verdad, hasta las últimas consecuencias”.

Urge escuchar la voz del pueblo

Finalmente, la Conferencia Episcopal de Panamá alienta a quienes ejercen autoridad a que escuchen a los ciudadanos, y que no tomen decisiones basadas en intereses personales y político partidistas. “Para revertir esta difícil realidad, señalan los Pastores, es necesario un profundo discernimiento del país que queremos, analizando las causas que producen los males sociales, con una capacidad crítica para ‘ver el fondo’, y no actuar por percepciones y opiniones divulgadas en los medios de comunicación y/o redes sociales”. En este sentido, la Iglesia puede y debe aportar en la construcción de un mejor país, para recuperar el tejido social en el que la persona humana y el bien común sean la preocupación fundamental.

Comunicado de los Obispos de Panamá
19 febrero 2018, 12:12