Versión Beta

Cerca

VaticanNews
jóvenes irregulares Dreamers en Estados Unidos jóvenes irregulares Dreamers en Estados Unidos   (2018 Getty Images)

Corte Suprema de los Estados Unidos defiende a los dreamers

Casi 800 mil chicos dreamers no serán expulsos. La Corte Suprema ha rechazado decisión de Trump

Patricia Ynestroza Ciudad del Vaticano

La Corte Suprema ha rechazado la petición de la administración Trump que pide cerrar el programa DACA que defiende de la deportación a los dreamers.  Protegiendo así a casi 700 mil chicos inmigrantes irregulares de ser expulsos. 

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), encabezada por el Cardenal Daniel DiNardo de la Arquidiócesis de Galveston-Houston, declaró este lunes 26 de febrero como el “Día Nacional Católico de Llamadas para Proteger a los Soñadores”, para solicitar a los congresistas una solución legislativa para los inmigrantes que entraron al país siendo menores.

 “Nosotros estamos rogando para que el Espíritu Santo cambie los corazones y abra las mentes de representantes y senadores en el Congreso”, dijo el cardenal Roger Mahony, arzobispo emérito de los Angeles, después de una misa especial ofrecida para apoyar a los llamados ‘dreamers’ en la iglesia Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, en La Placita.  “Ellos deben reconocer que ante los ojos de Dios ningún ser humano es ilegal”, dijo el prelado ante centenares de feligreses, recalcando que los dreamers “no están solos” y que “estamos marchando con ellos, como pueblo de Dios”.

En septiembre, el presidente Donald Trump anunció que pondría fin al DACA, el programa que protege de la deportación a los dreamers, si el Congreso no lograba encontrar una solución permanente antes del 5 de marzo.  Por eso, los obispos piden protección contra la deportación, un camino hacia la ciudadanía y "evitar cualquier daño a las protecciones existentes para familias y menores no acompañados".

De esta forma se lograría una "solución humana y justa" para estos jóvenes que "diariamente enfrentan una creciente ansiedad e incertidumbre", según apuntan en un comunicado el cardenal Daniel DiNardo, presidente de la USCCB; su vicepresidente, el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, y el presidente de su comité de Inmigración, Joe Vásquez.

Como primer paso para abordar las cuestiones más amplias de la política nacional  el programa que de inmigración, el arzobispo de Los Ángeles, Mons.  José H. Gómez, también volvió a instar a los miembros del Congreso a trabajar por una solución bipartidista que brinde un camino a la ciudadanía para los ‘soñadores’.   “Estos temas incluyen mejorar nuestra seguridad fronteriza y hacer reformas para modernizar nuestro sistema de visas”, dijo la máxima autoridad de la Iglesia Católica en esta zona. “Creo firmemente que promover la unidad familiar debería seguir siendo el núcleo de nuestra política nacional de inmigración”.

27 febrero 2018, 10:26