Cerca

Vatican News
Card Juan José Omella y Omella Card Juan José Omella y Omella 

Trabajar por la paz y concordia. Propósitos de la Arquidiócesis de Barcelona para el 2018

También la celebración del octavo centenario de Orden de la Merced, y la publicación y puesta en acción del nuevo Plan Pastoral .

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

"La familia: hogar que acoge, acompaña y cura", es el lema de la Misa que se celebrará este sábado 30 de diciembre en la Basílica de la Sagrada Familia en Barcelona.  La misa de la familia, tiene lugar en dicha Basílica el sábado posterior a la celebración de la Navidad “e invita a dirigir nuestra mirada y pensamiento hacia la Sagrada Familia de Nazaret”, cuya fiesta se celebra el último día del año. La celebración será presidida por el cardenal Juan José Omella Omella, arzobispo de Barcelona, quien, por otra parte, ha publicado una carta para el domingo 31 de diciembre, con los «Propósitos eclesiales para el nuevo año»

“Estamos ya en la víspera del nuevo año del Señor 2018 - escribe. Todos estamos invitados a entrar en él con algunos buenos propósitos. Tenemos por delante doce meses para llenarlos con buenas obras. Nos hace pensar mucho, en este sentido, la inscripción latina que hay en el reloj de la sacristía de la catedral de Barcelona, que dice:«Dum tempus habemus operemur bonum» («Ahora que tenemos tiempo, hagamos el bien») (Ga 6,10)”.

“ Propósitos para el nuevo año en la arquidiócesis de Barcelona: nuevo plan pastoral, celebración del octavo centenario de la Orden de la Merced, la concordia y la paz ”

Entre las tareas señaladas por el arzobispo que “pueden convertirse en propósitos para el año que inicia”, se cuentan la publicación y aplicación del nuevo Plan Pastoral Diocesano, comenzado en la cuaresma del año que concluye, y que será presentado en la Pascua del nuevo año. Mientras que un segundo propósito es la celebración del octavo centenario de Orden de la Merced, fundada en agosto de  1218, en la catedral de Barcelona.

A este respecto el cardenal hace presente que la conmemoración de obra del laico san Pedro Nolasco, la orden dedicada a la redención de los cautivos, “hace pensar en las necesidades sociales y en las respuestas que debemos dar como Iglesia en el presente”, lo que representa también “un reto y un compromiso”, a saber, “el compromiso de servir a nuestro pueblo y contribuir a su cohesión social, siguiendo una línea que ha sido una constante en la acción pastoral diocesana y que creemos que continuará dando buenos frutos en el futuro”.

Por último, el tercer propósito citado por el arzobispo Omella para el nuevo año, que será también la petición de la Jornada Mundial de la Paz del 1º de enero, es el de “trabajar por la paz y por la concordia en el país, en las familias, en las propias vidas y en todo el mundo”. “La paz es lo que todos deseamos, - concluye - es el canto que llevaron los ángeles a los pastores en Belén y es el nombre del Mesías, príncipe de la Paz”. 

Informe
29 diciembre 2017, 12:21