Versión Beta

Cerca

VaticanNews
Representación del Niño Jesús bendecidas por Papa Francisco el 17 de diciembre Representación del Niño Jesús bendecidas por Papa Francisco el 17 de diciembre 

Alegría, oración y gratitud son actitudes que preparan a vivir la Navidad, dijo el Papa

Cuanto más arraigados estamos en Cristo, cuanto más cerca de Jesús estamos, más encontramos serenidad interior, aun en medio de las contradicciones cotidianas
Reflexiones en Frontera, jesuita Guillermo Ortiz

El mismo domingo 17 de diciembre, antes de bendecir las representaciones del Niño Jesús que será puesto en el Pesebre familiar el 24, el Papa argumentó que hay tres actitudes que nos preparan a vivir la Navidad de modo auténtico: la alegría, la oración y la gratitud.

La certeza de nuestra alegría es porque “se trata de Jesús, el enviado por el Padre que viene, como subraya Isaías, a dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones rotos, para proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor (61,1-2) ”. Francisco insistió en que esta alegría se funda en la oración perseverante; que es por medio de la oración que entramos en una relación estable con Dios, fuente de la verdadera alegría. “Y cuanto más arraigados estamos en Cristo, cuanto más cerca de Jesús estamos, más encontramos serenidad interior, aun en medio de las contradicciones cotidianas”.

Después el Papa explicó que “la tercera actitud indicada por Pablo es la acción de gracias continua, es decir el amor reconocido hacia Dios. Él en efecto es muy generoso con nosotros, y nosotros estamos invitados a reconocer siempre sus beneficios, su amor misericordioso, su paciencia y bondad, viviendo así en un agradecimiento incesante ”

19 diciembre 2017, 12:01