Versión Beta

Cerca

VaticanNews
Papa Francisco Conferencia Episcopal de Nicaragua Papa Francisco Conferencia Episcopal de Nicaragua  (ANSA)

Mensaje de la Conferencia Episcopal de Nicaragua ante las elecciones del 5 de noviembre

Mensaje de los Obispos de Nicaragua.
Participación responsable, sin pesimismos y sin olvidar la fuerza de la oración. Los obispos de Nicaragua titulan su mensaje con palabras del Papa Francisco: «Que nada ni nadie les arrebate la alegría y la esperanza»

«Que nada ni nadie les arrebate la alegría y la esperanza» (Papa Francisco, 6 de septiembre de 2017). Es el título del mensaje que los obispos nicaragüenses publicaron 15 días antes de las elecciones municipales, invitando a la participación responsable, sin pesimismos y sin olvidar la fuerza de la oración.

Afianzándose en las palabras del Papa Francisco, el mensaje invita a no dejarse llevar por el desaliento ante las dificultades y problemáticas, que «siguen siendo las mismas» que mencionaron ya hace algunos años: «en un Comunicado del 26 de septiembre de 2012 (n.5) y en el documento emitido en el diálogo con el Presidente de la República el 21 de mayo de 2014 (n.39)».

«Caminamos con y entre ustedes, nuestro pueblo; percibimos y tenemos conciencia de su sentir y pensar. Los tiempos que vivimos no son fáciles, pueden parecer, incluso, desoladores», escriben los prelados de Nicaragua, recordando luego que «desaliento, desmoralización, pesimismo y desesperanza abatían los corazones de los discípulos de Emaús al ver tumbadas sus esperanzas. No obstante, la única verdad firme es Jesucristo; Él nunca nos ha dejado ni nos dejará solos, camina con nosotros, sigue haciéndose amigo de camino».

Dirigiéndose a «los sacerdotes, religiosos, religiosas, agentes de pastoral, a todo el pueblo católico y a todos los nicaragüenses, hombres y mujeres de buena voluntad», los obispos de Nicaragua ponen en guardia contra la desmoralización de un pueblo, que «conduce a la apatía, a dejar que otros hagan, que otros decidan; nunca olviden que somos nosotros, el pueblo nicaragüense, quien tendrá la última palabra y podrá decidir el horizonte que el país deba tomar».

«Seamos actores y no espectadores», invita el mensaje de la Conferencia episcopal de Nicaragua, tras señalar que «la fuerza que trasforma una sociedad es la del pueblo que, animado por la justicia y la libertad se edifica en las virtudes del bien común, la verdad y la justicia social». Y citando al Papa Francisco reitera que «el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación en la vida política es una obligación moral» (Papa Francisco, 24 de noviembre de 2013).

Mientras llega el día de las elecciones municipales, previstas para el 5 de noviembre de 2017, los obispos de Nicaragua exhortan a rezar al finalizar las celebraciones litúrgicas una oración del Beato Pablo VI y reiteran que «la fuerza de la oración puede orientar la historia», por eso invitan a los sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles a dedicar jornadas de oración a nivel parroquial.

(CdM)

24 octubre 2017, 09:47